Doctorado en Historia: calidad acreditada, con marcado sello social

Con tres años de funcionamiento y un cuerpo estable de 19 académicos reconocidos a nivel nacional y continental, el Doctorado en Historia de la Facultad de Humanidades se consolida como un programa que forma investigadores del más alto nivel y con el sello social que distingue a la Universidad de Santiago. Así lo señala el director del Programa, el destacado historiador Julio Pinto.

 
Por Alex Araya, periodista Facultad de Humanidades
 
“Énfasis en temas sociales y de política reciente, un marcado interés latinoamericanista, junto al compromiso explícito de vincular la investigación con los problemas actuales de la sociedad”, son solo algunas de las características que, a juicio del director del Programa, Dr. Julio Pinto Vallejos, distinguen al Doctorado en Historia de la Facultad de Humanidades de la U. de Santiago de Chile.
 
Inaugurado en 2013 y con un cuerpo estable de 19 académicos, este Doctorado ya se encuentra acreditado por tres años, reconocimiento que, a juicio de Julio Pinto, “ratifica la calidad de nuestro Programa”.
“Contamos con un cuerpo regular de profesoresque es reconocido a nivel nacional y continental, por su productividad académica y su presencia y participación en eventos académicos en Latinoamérica”, señala el director del Programa.
“Además –agrega Pinto– mantenemos una política de internacionalización que nos permite, entre otros aspectos, traer todos los semestres a, por lo menos, un profesor extranjero a dictar cursos en el Programa”.
 
Actualmente, el Doctorado en Historia de la Facultad de Humanidades cuenta con seis convenios vigentes y uno en vías de renovación, con la Universidad Autónoma de Madrid, España; el Instituto Mora y el Colegio de México, la Universidad Federal de Minas Gerais y la Universidad Federal de Paraná, Brasil, y la Universidad de Buenos Aires y Universidad Nacional de la Plata, Argentina. 
 
El Dr. Julio Pinto, connotado historiador nacional, señala que la investigación generada en el Doctorado que dirige, “constituye un verdadero aporte a la comprensión de los problemas sociales que más nos afectan como país”. 
“Una tendencia que se ha dado dentro de este Programa es el enfoque en períodos más recientes de la historia, en temas actuales que son de gran importancia. Eso es parte del sello de esta Universidad y también identifica a nuestro Doctorado”, señala Pinto.
 
En cuanto al futuro del Programa, el director afirma que las próximas prioridades son “la reacreditación por más años, el reforzamiento de nuestra política de internacionalización a través de  convenios y la mejora de procesos a partir de la reciente actualización de normas internas”.
 
“Que en el país existan solo cinco doctorados en Historia, entre ellos el nuestro, nos muestra que queda mucho por hacer en este ámbito”, señala Julio Pinto, agregando que, “desde nuestro Programa buscamos contribuir a consolidar un espacio de creación superior de conocimiento”.
 
“Mi sueño es que Chile se posicione como un país destacado en el estudio de la Historia, como es el caso de Brasil y Argentina, y estoy convencido de que nuestros graduados aportarán en ese sentido y en la búsqueda de soluciones, desde las ciencias sociales, a los principales problemas que vive el país”, concluye el director del Doctorado en Historia de la Facultad de Humanidades de la U. de Santiago de Chile.