Investigadores chilenos logran importantes avances en estudio sobre el genoma del salmón atlántico

El trabajo que realiza un equipo internacional, y que incluye a tres especialistas chilenos, aportará al desarrollo de vacunas, alimentos y productos sanitarios. El académico de nuestro Plantel, Dr. Rodrigo Vidal, quien participa en el estudio, expresa que “se trata de un hito científico y tecnológico dado que la investigación genera una oportunidad significativa para el desarrollo de nuevas aplicaciones”.

 
 
Por Nicolás Gaona Reydet y Cristóbal Miranda Ríos
 
El salmón es un eje productivo importante para muchos países, pero en ninguno de estos la especie está exenta de los problemas sanitarios que acarrea su producción. Este es solo uno de los tantos ámbitos en los que pretende aportar el estudio ‘The atlantic salmon genome provides insights into rediploidization’, realizado durante siete años por un consorcio internacional donde participaron tres investigadores del país, además de especialistas de Canadá y Noruega.
 
La investigación de la Cooperation to Sequence the Atlantic Salmon Genome (ICSASG), publicada por la especializada revista Nature , aborda la secuenciación del genoma del salmón atlántico, lo que representó acceder a una importante fuente de información que permitirá abordar, por ejemplo, las principales áreas donde el cultivo del salmón presenta problemas: la sanitaria, la nutricional y la productiva.
 
“Todos quieren que el salmón no se muera, que sea resistente a los patógenos y que, también, pueda comer dietas diferentes y que crezca igual, sin que le pase nada”, ejemplifica uno de los expertos que participó en el estudio, el académico de esta Casa de Estudios, Rodrigo Vidal, en referencia a los aspectos prácticos donde podrían ayudar los resultados de la investigación.
 
Alianzas estratégicas
 
Los hallazgos también aportarán al desarrollo de vacunas y productos sanitarios, planes de selección genética y desarrollo, y validación de nuevas fórmulas o productos alimentarios, entre otros. El estudio supone, así, un aporte en la búsqueda de generar alianzas estratégicas entre el sector privado y el área científica, para que desde el primero “capturen el valor agregado del genoma. De lo contrario, puedes tener el genoma ahí, guardado, sin hacer nada”, enfatiza Vidal.
 
“Claramente, es un hito en las áreas de ciencia y tecnología, dado que genera una oportunidad significativa para el desarrollo de diversas iniciativas y aplicaciones. El nivel de logros y conocimiento que se ha generado a través de este proyecto sugiere que una de las bases para la captura del valor está en la cooperación entre las áreas científicas y privadas”, sintetiza.
 
El investigador subraya los aportes netamente científicos del estudio. Entre estos, conocer la gran capacidad de adaptación del salmón, conclusión extraída a partir del descubrimiento de que, posterior a eventos de duplicación genómica de esta especie, las copias duplicadas permanecieron en el genoma, desafiando la hipótesis sobre lo que ocurre en otros organismos secuenciados, donde no pueden coexistir en el tiempo dos copias del mismo gen.
 
“Una de ellas tiene que degenerarse y perderse. Esa era la tendencia clásica que se daba en todos los organismos en los cuales se duplicó el genoma. Curiosamente, en el salmón, esas copias extra que quedaron no se perdieron, sino que dieron origen a otros genes nuevos”, destaca el académico de la Facultad de Química y Biología de esta Institución.
 
Esto también podría servir para entender el proceso de evolución genómica de otras especies de peces, agrega.
El investigador Vidal hace hincapié en que nunca antes Chile se había hecho parte, a través de sus especialistas, en una investigación sobre la secuenciación de un genoma completo.
 
“Este es un proyecto inédito para el país. Chile entró a las grandes ligas en este ámbito”, destaca.