Director del Doctorado en Historia es postulado a Premio Nacional

Cabe recordar que en los dos últimos años y mediante la postulación suscrita por el Rector Dr. Manuel Zolezzi Cid, nuestro Plantel presentó ante el Honorable Jurado las candidaturas de otros dos académicos cuyas obras, los hacían igualmente merecedores de tan alta distinción. Se trata del Dr. José Zagal Moya, postulado al Premio Nacional de Ciencia 2014; y del Dr. Cristian Parker Gumucio, al Premio Nacional de Ciencias Sociales 2015; en ambos casos sus nombres estuvieron hasta el último momento dentro de los posibles ganadores.

 
Por Gabriela Martínez Cuevas, UdeSantiago al Día
 
“En marzo de 1980, Julio Pinto Vallejos se presentó ante la directora del Departamento de Historia, Olga Ortúzar. Le entregó su CV, documento que la autoridad leyó con interés y parsimonia. Miró de frente al aspirante y le dijo: “Me interesa. Comienza usted el lunes con docencia parcial en el área de Historia de América”. Desde ese entonces el recorrido académico del novel aspirante a profesor ha sido vertiginoso, desarrollando a la par su tarea de profesor e investigador. Colaboró en la reapertura de la carrera de  pedagogía en historia, en el diseño y puesta en marcha del magíster y, recientemente, del doctorado en historia que hoy dirige”. 
 
Así rememora lo que fue el ingreso al Plantel del candidato, la Dra. Carmen Norambuena, quien al igual que el resto de sus pares, destaca los aportes  a la historiografía nacional de quien, está cierta, ostenta méritos de sobra para ser distinguido con el premio nacional de la especialidad 2016.
 
La postulación del candidato Dr. Julio Pinto Vallejos se encuentra en la fase final, donde se ultiman detalles y se acopian documentos respaldatorios que dan cuenta de la importante  obra desarrollada por este académico; esto, con el fin de ser presentada, próximamente,  ante el Honorable Jurado que  de acuerdo al Decreto ley Nº 681, le corresponderá entregar tan alto galardón al "investigador de historia patria o a quien, divulgándola con continuidad y nobleza de estilo a juicio del jurado, la mereciere".
 
De conformidad a la legislación vigente, el jurado estará integrado por la actual Ministra de Educación, Adriana Delpiano; el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi; representantes del Consejo de Rectores (por definir), el último Premio Nacional, Sergio González Miranda. Además de un miembro de la Academia de Historia (por definir).
 
Referente indiscutido
 
Profesores, estudiantes y egresados del Departamento de Historia, así como académicos e investigadores de otras Universidades apoyan la candidatura del Dr. Julio Pinto, quien ha recibido innumerables muestras de reconocimiento en los últimos días.
 
“Si el premio nacional de historia es un reconocimiento a la trayectoria de historiadores,  Julio Pinto es un claro merecedor de tan alta distinción”, plantea la Vicedecana de Investigación de la Facultad de Humanidades, Dra. Cristina Moyano, quien añade:
 
“Tuve la oportunidad de tener a Julio Pinto como mi profesor en el pregrado y en el postgrado. Sus cursos siempre se han caracterizado por una combinación perfecta entre la rigurosidad académica y una capacidad de transposición didáctica notable. Clases amenas, que incitaban las preguntas y el debate, nos fueron abriendo al quehacer historiográfico y sus complejidades.
 
Si varios de nosotros elegimos el camino de la investigación tuvimos en Julio un modelo de rigurosidad, minuciosidad y, sobre todo, honestidad intelectual a toda prueba. Su ejemplo ha marcado a generaciones, que reconocen en Pinto no sólo a un gran docente, sino que a un maestro, capaz de dejar marcas que superan el tiempo y los espacios de desempeño profesional de sus ex alumnos”.
 
Por su parte, el Dr. Luis Ortega, lo perfila como “a ratos demasiado serio para sus años, pero poseedor de un sentido del humor particular. Conocí a Julio Pinto a los pocos días de haber regresado a Chile después de 10 años de exilio, en momentos en que mi re-encuentro con el país era, por decir lo menos, difícil. Sin embargo, a través de mis diálogos con él pude ir armando un cuadro de la cruda realidad nacional y universitaria de entonces y acerca de los entretelones de la comunidad de historiadores. Fue una relación fundamental en una coyuntura difícil”. 
 
Y las remembranzas del Dr. Ortega prosiguen: “Luego vino la etapa de la colaboración académica, que me permitió seguir muy de cerca y con entusiasmo, la culminación de sus estudios de postgrado y ejecutar un proyecto de investigación que hace ya más de un cuarto de siglo arrojó nuevas luces sobre la relación entre minería e industria en Chile en perspectiva histórica.
 
A lo largo de estos años conocí al historiador metódico y riguroso, pero siempre abierto a las nuevas tendencia. Un ser humano real, y un historiador de primera categoría”.
 
Por último, el actual director del Departamento de Historia, Dr. Igor Goicovic, destaca del candidato tanto su rigurosidad, cuanto su compromiso con el saber académico puntualizando: “Conocí a Julio Pinto en 1992, cuando me incorporé como estudiante al Magíster Artium en Historia de nuestra Casa de Estudios. De hecho, su ya conocida trayectoria académica fue una de las razones que me llevó a optar por este programa, a objeto de iniciar mi formación de postgrado.
 
En sus cursos Julio destacaba como un académico riguroso, responsable y comprometido con el saber académico. Por otro lado, sus proyectos de investigación sobre movimiento obrero, conflictos políticos y construcción de Estado han estado siempre a la punta del quehacer historiográfico. Su docencia y sus propuestas de investigación constituyen referencias obligadas para todos los profesionales de la Historia”.
 
Habrá que esperar hasta el mes de agosto próximo  para saber si nuestro destacado profesor Julio Pinto pasará a integrar la exclusiva lista de Premios Nacionales de la especialidad. Toda una vida dedicado a la docencia de excelencia y a la investigación, lo hacen merecedor de este galardón.
 
De ser así, por primera vez nuestra Universidad tendría el alto honor de contar con un Premio Nacional en su estamento académico, aun cuando en el caso específico del Departamento de Historia nombres como Álvaro Jara, o Rolando Mellafe sí formaron a varias generaciones de estudiantes en nuestra Casa, pero provenían de otro plantel estatal y público: la U. de Chile que presentó sus respectivas candidaturas ya que gran parte de sus obras y quehacer docente lo desarrollaron en ella.